El Descanso

De noche el viajero reposa su jornada, atesora los matices de su estrenado recuerdo, mientras el humilde fuego avienta en el hogar pétalos flotantes de un primitivo aroma. Afuera, sobre una fronda de plateados árboles, enciende el silencio de estrellas su crepitar luminoso, su eterno anhelo de un camino de aire.